Capacitación

Durante y al terminar los créditos se evalúa la situación del prestatario para ver si el crédito significó realmente una mejora.  También se evalúa si durante el período de repago es conveniente un ajuste de su cuota de acuerdo a la situación del prestatario. Esto es importante para asegurarnos de que el pago de las cuotas no es una carga demasiada pesada para el prestatario. 

En el caso específico de los créditos productivos se evalúa si el emprendimiento creció o si tuvo alguna mejora significativa.  La información se obtiene en base a un formulario que el prestatario se compromete a completar, donde describe la situación actual del emprendimiento y de su hogar en general.  Al mismo tiempo, si el integrante está teniendo ciertas dificultades para el pago, lo evaluamos y buscamos las medidas adecuadas para adecuar la cuota a su situación económica.

El seguimiento es importante para garantizar un buen uso del crédito y asegurarse el cumplimiento del pago de las cuotas.  Es necesario verificar la situación del prestatario con anterioridad a que incumplan con el pago.  De esta manera es posible modificar ciertos aspectos del crédito para que la mora pueda ser evitada a tiempo y favorecer un buen cumplimiento.